viernes, 7 de noviembre de 2008

Ayer me dejó boquiabierto, Juan Francisco Ferre, en el acto que Manuel Vilas organizó en la Biblioteca de Aragón para debatir acerca de la Nueva Narrativa, por su facilidad de palabra, por la meridiana claridad de sus planteamientos y por su habilidad para zafarse con destreza y elegancia de las torpes cuchilladas que le lanzaba Félix Romeo. Duro pellejo, el de J. F. Ferre, no le pasaba una.
Y eso caló en la gente, (escritores y profesores de literatura) a quien era difícil embaucar a base de morro. De todas formas hay que reconocer que el rifirrafe contribuyó a hacer más divertidas las exposiciones. Juan, no era una presa dispuesta a acojonarse ante los obvios trucos verbales del basilisco Romeo.
Dicho lo cual, yo, sí que noto la diferencia entre sísmicos aguafuertes, ironías, galimatías, prodigios cuaresmales, y cacofonías de la llamada, generación Nocilla, y la enraizada narrativa al uso y abuso de formas oxidadas de narrar.
Se dijeron muchas cosas interesantes. Julián Rodriguez estuvo brillante en su exposición de datos de editoriales y estructuró con perfección su convencimiento de que no hay nueva ni vieja narrativa, todo es válido si hay calidad.

11 comentarios:

Ana Muñoz dijo...

mmm... compruebo que discrepamos. Ni el uno tan brillante, ni el otro tan poco lúcido, en mi opinión.

Lo único que eché en falta fue mayor participación del resto de ponentes, seguro que tenían muchas cosas muy interesantes que decir.

(Lo del tafetán me ha llegado al corazón. Merci beaucoup, Pepemón).

Fernando dijo...

yo me dormía...lo siento--zzzzzz-

Fernando dijo...

yo me dormía...lo siento--zzzzzz-

Fernando dijo...

yo me dormía...lo siento--zzzzzz-

Anónimo dijo...

Romeo no tenía ni una sola idea, solo ganas de protagonismo estéril y zafio. Ferre pensaba y tenía ideas.

Fernando dijo...

ha quedado claro que yo me dormía?..me había comido un cabrito bien rico al mediodía..bueno abrazos.

columna dijo...

Bueno, yo no pude estar, pues parece que sólo el señorito dios está en todos los sitios.
Me fui a ver la andadura del Colectivo Espoleta, y había gente de lo más variopinto.
Puedes decirme Pepe, ¿quién es un tal Rafael Luna , que me dijo podía encontrarlo en tu blog?.
Bueno, a parte de la pregunta, pues allí estuvimos unos cuantos, riendo sobre todo con Angel Guinda, sacamos algún litro de cerveza como en los buenos tiempos y acabamos hincándole el diente a la longaniza que fríen los chinos.
Sobre el acto, no os voy a comentar, yo estuve a gusto, pero seguro que en cualquier otro blog está explicado con pelos y señales.
Besos.
S.Manrique.

Miguel Ángel Y. dijo...

Yo, sin cabrito, me eché un "sueñecito". Pepe se fue, casi al final, discretamente, móvil en mano...pero por lo leído estuvo al loro totalmente...Hubo cosas interesantes... y otras. De acuerdo co Ana M.: no hay que dejar tanta cancha a la mesa...Pero, en fin...Amén

Anónimo dijo...

Romeo, que se ponga a régimen, que cambie la longaniza por una severa dieta de libros cuyos títulos no incluyan las palabras "discotheque", "dibujos" o "nocilla". Pedante y vacío como globo, mandrágora de invernadero, solo chilla cuando hay ojos que lo ven.

Anónimo dijo...

Félix Romeo escribe algunos buenos artículos de crítica literaria de vez en cuando. Normalmente escribe artículos de (sedicente) crítica muy malos, muy poco trabados, ordenados alfabéticamente o de algún otro modo irrazonable; o bien con frases corticas que a mi sobrino (7 años) ya le parecen simples.

Digo esto publique en "ABC" o publique en el "New York Times"; es lo de menos. Una de las mejores pruebas de que Dios existe es, justamente, el hecho de que siempre coloca --supongo que con divina ironía-- un zafio en toda agremiación, por selecta que ésta sea.

Eso en cuanto a su faceta crítica.

En cuanto a la creativa... "Discothèque" es un libro malísimo, mal escrito, mal perfilado, una tajada mental de órdago, y encima pretencioso. De las otras no hablaré. Con "Dibujos animados" perdí algún rato, no me interesó demasiado pero no me pareció tan nefasta. En su momento puede que aportase "algo" a la narrativa española (en español). Me temo que ahora ese tipo de fórmulas aportan más bien poquito... En cuanto a "Amarillo", no lo he leído, no puedo opinar.

Y es que, en cierto modo, el tiempo de mi vida que me podía permitir dedicar a la producción de este autor, ha concluido ya. I'm sorry, pero es así. Mucho y muy bien me tendrían que hablar de algún texto suyo para que me animase a abrirlo.

Algo parecido cuenta Kundera que le sucedió a un amigo suyo con Gombrowicz. Solo que Romeo ni es uno ni es otro.

De la misma generación 'nocilla' (delegación aragonesa) sí podrían recomendarse, en cambio, otros escritores. No lo haré porque parece que aquí se estaba hablando fundamentalmente de Félix Romeo.

Saludos.

Anónimo dijo...

hombre es que comparar a Ferré con Romeo es de coña. El primero tiene ideas y una forma narrativa rigurosamente asentada en principios teóricos y filosóficos. El otro, el Romeo, solo tiene un abecedario que llena de lo que le parece en cada ocasión. Le vi en Teruel en lo del charco en el agua o en la roca, y me pareció aburridísimo (bueno, toda aquella mesa, con Bryce y Mendoza fue un rollo de aventurilas. solo el profesor de Valladolid estuvo bien entretenido. pa que luego digan

Mi lista de blogs

Snap Shots

Get Free Shots from Snap.com

paquétecuento from 11 mar 2008


Contador gratis

FEEDJIT Live Traffic Feed