martes, 9 de diciembre de 2008

Eso, no tuvo perdón de Dios.
Me he dicho muchas veces,
todos los días, todas las noches.
Y me lo seguiré diciendo.
Por qué hice lo que hice,
y me cuelga la lengua un palmo.
Mi lengua ya es una raqueta;
el muro de las lamentaciones.
Me la trago
para fregarme por dentro
cuando la siento estropajo,
y restrego muchas veces,
todos los días, todas las noches.
Y seguiré fregando
hasta llegar a Dios,
que soy yo,
y yo, no me perdono.

6 comentarios:

columna dijo...

Dios jamás se perdona, por eso Pepe, tu tampoco podrás hacerlo.
Sólo las divinidades entendemos de ello.
S.Manrique.

Anónimo dijo...

Para qué arrepentirse.
Total, mañana vamos ha cometer el mismo error.
Poema interesante.
Paco Peco

pepe montero dijo...

No suelo borrar ningún comentario. Que cada uno escriba lo que le quiera, pero, el que he hecho desaparecer me ha parecido una pasada. Si hubier ido contra mi, vale, pero contra una amiga que aprecio, no lo tolero. La Inquisición, a tomarporculo.

Pepe Montero.

Dorita Puig dijo...

Hola pepe:hoy visito tu blog para decir, que el comentario en contra de alguien tan especial, no se justifica, pero se entiende si además de no poder escribir como ella y ni llegarle al tobillo poéticamente, esa gente además es necia, conocí mucha de esa clase, reparten estiércol porque con estiércol escriben.Por suerte apestan desde lejos. Te dejo un abrazo.

Mª José Carvajal dijo...

Hola Pepe te agradezco que borraras ese comentario ruin y rastrero, por que a esa chica la quiero mucho como persona y la admiro como poeta y a nadie deberia importarle las envidias de unos o unas fustradas.
MªJosé Carvajal

columna dijo...

Hola Pepe, date un paseito por el blog de Dalton Bert, donde se te mienta. Un buen blog.
S. Manrique.

Mi lista de blogs

Snap Shots

Get Free Shots from Snap.com

Archivo del blog

paquétecuento from 11 mar 2008


Contador gratis

FEEDJIT Live Traffic Feed