jueves, 21 de febrero de 2008

Más ESPAÑA



Presentación de la novela, ESPAÑA, en Fnac.
Ignacio Peiró y David Mayor, hicieron una estupenda introducción al libro.





Escribo apresuradamente. He hecho la comida apresuradamente, después de pelar unas patatas y limpiar unas judías verdes apresuradamente. He fregado los cacharros apresuradamente y corro a darle una mandarina a mi madre que está en el comedor, embobada con la tele.
Esta noche, también he dormido apresuradamente, de forma atomizada e inquieta.
He soñado con el cadáver insepulto de M. Vilas, con sus restos sagrados. Estaba amortajado con uniforme de La Legión, y es que ayer, en la presentación de ESPAÑA, lucía unas patillas legionarias.
Como digo, allí estaba yo, detrás del cristal de la sala número 6 del Complejo Funerario de Torrero, pero yo, no era yo; me había convertido en cabra, era la cabra de la legión. Había mucha gente. Estaba, Franco, (don Francisco) bajo un palio sostenido por un Fernando Sarria en-monaguillado, por Doberka, vestida de plañidera, por Ana Manzana, que lucía un precioso vestido corto de color morado, con interminable abertura en la falda, moño postizo, tacón de doscientos centímetros y una camelia aplicada a una cinta negra, en el cuello. La tercera mujer que sostenía el cuarto palitroque, era Paulina Rubio que musitaba un famoso corrido mejicano:
-Pero sigues siendo el reyyyy.

Yo, en mi calidad de cabra, (las cabras tienen poderes extrasensoriales y fotosféricos) percibí, que durante unos instantes, Manuel, volvía a la vida, resucitaba, ¡vamos!, pero de forma estática, exactamente igual que la mujer de su relato, EL CADÁVER ENCENDIDO.

-¡Joder!, que hago yo aquí, tendría que estar en Madrid, con José Luís García Mosteo, en El Círculo de Bellas Artes.

-Y éste tontolaba, porqué se ha convertido en cabra.

En esos momentos, Franco empezó a decir con su hilillo de voz:
- ¡Camaradas! , nos hemos reunido aquí, para rendir homenaje póstumo a éste héroe de la literatura española, a éste mártir de la exaltación hispana, a éste fustigador de la estupidez nacional, él se ha ido, pero su ejemplo quedará para futuras generaciones nacionalistas. En nombre de la insobornable vanguardia
de luchadores por la unidad de la nación, ¡arriba Vilas!, ¡arriba yo!, arriba España!.

Entonces, ha sonado el despertador. ¡Qué angustia, dios!.

Me he duchado, pero no apresuradamente, pues aún conservaba el olor a cabra. ¡Qué horror de sueño!, pero qué guapa estaba Ana Manzana.

5 comentarios:

Fernando S. dijo...

Pepe para que veas que aprecio tus palabras...y como sé que te ahs leído el libro...he publicado tus dos cronicas...verdad que me dejas?


el buitre.

pepe montero dijo...

Me enriquece tu estima, Fernando. Veo que hubo algo de cuchipanda.
¡Cachis!, siempre me las pierdo.

Ana Muñoz dijo...

efectivamente, pepe!! esa era yo!!


(aissss... qué te has tomao??).





venga, venga, un beso!

LA NEGACIÓN DE MARÍA dijo...

Coñe, Pepe: le estás cogiendo gusto a esto de hacer de cronista literario de la muy noble, leal y siempre invicta ciudad de Zaragoza. Pero que muy bien.
mariano Ibeas

doberka dijo...

Pepe estás como una chota,(con perdón). Porqué me vistes de plañidera?... si yo lloro grátis, pero precisamente ese día estaba la mar de contenta. Hasta que la fastidié con el vídeo de MV, claro.
Recuérdame que el próximo día que nos veamos te dé una colleja, por hablador, je,je,je.

Muchos besos plañideros, Pepe.

Mi lista de blogs

Snap Shots

Get Free Shots from Snap.com

paquétecuento from 11 mar 2008


Contador gratis

FEEDJIT Live Traffic Feed