sábado, 5 de enero de 2008

De calle

Hace varios años que les vengo pidiendo a los Reyes Magos, una calle: La calle PEPE MONTERO, se llamaría. A mi amigo Miguel Ángel Marín Uriól, ya le han concedido una. Miguel es un gran poeta que ha publicado más de veinte poemarios y una novela inédita a la que yo le hice una crítica- prólogo, pero la calle no se la ha ganado como poeta sino como repostero, pastelero, chocolatero. Deberían de hacerle también un pasodoble, "Miguelito, El Chocolatero". Ha sido un genio del chocolate y por eso sus poemas son dulces y saben a polvorón. Los míos saben a polvo-orín porque son fruto de diez años de soledad e incontinencia sexual furinaria, pero como no me llamo Aureliano Buendía ni soy coronel ni conozo Macondo, cuando van los reyes al ayuntamiento de Zaragoza y hablan con el concejal de urbanísmo para lo de mi calle, se encuentran conque la única referencia mía que hay allí, es que he vestido a mujeres con tejidos y a árboles con poemas y eso no sirve.

Pero estaría chachi.

-Oiga, ¿me puede indicar dónde está la calle Pepe Montero?,
-Siga todo recto, después gire a la derecha, un cruce hacia la izquierda, no tiene pierde porque es muy famosa, si quiere le acompaño, dirían con la clásica amabilidad de los zaragozanos, etc, etc.

-¿A que mola?.

Ya me canso de alzar fervorosas plegarias a La Virgen del Pilar, a su hijo, y a Monseñor Escribá de Balaguer para que interceda, pero como no he nacido en Barbastro, al tío no le sale de los huevos interceder, dice que esa prebenda la guarda para Manuel Vilas, que él sí que es Barbastrense y cree en la resurección.

En mí, predomina la emoción sobre el equilibrio y ese antiplatonismo siempre me lleva a la ruina. ¿Cuantas veces me he arruinado?, un montón. Hay quien me tiene por un pernicioso hereje que trafica se enriquece y especula con sofismas sobre la belleza, el placer y el hedonismo infinito, sin saber que calcino mis días en la sala de emergencia de la mediocridad.

-¡Como coño le vamos a poner una calle a ese gilipollas, si ni siquiera tenemos una en espera para Félix Romeo!.

Un poco triste ha resultado para mi la cabalgata porque cuando sus majestades han pasado por mi lado, he elevado la mandíbula inferior a modo de interrogación y los tres al unísono han movido sus cabezas varias veces de izquierda a derecha.

20 comentarios:

Anónimo dijo...

Bonito regalo, el tuyo. Unas risas siempre vienen bien.

Besos. M.Albeniz

Alex dijo...

Intenta sobrevivir. Esas fiebres no pueden durarte mucho. Felix Romeo no está tan majara como tú ni se sube tanto a la parra.

Saluditos.

child in time dijo...

Lo de los reyes te pasa por republicano, primo ¿Por qué no empiezas por abajo? Por ejemplo un callejón de ésos que mal apañaron la ciudad en los setenta y ochenta. De ésos que sirvieron como fórmula final para solucionar los problemas de la mala especulación. De ésos donde los punkys meaban sobre los vídrios rotos de la litrona, de ésos donde la generación perdida de los ochenta cada dos por tres olvidada sus hipodérmicas a medio vaciar, de ésos donde los hiphoperos de hoy pintan graffitis y bailan al son de Eminem: "Callejón de Pepe Montero" ¿Conoce alguien mayor honor?

Anónimo dijo...

Pepe: ya te he puesto calle en mi blog. Abrazos, MV.

pepe montero dijo...

Pues si llego a saber lo necesitada de risas que estabas, M.Albeniz, me quito la dentaduras postiza. Quedo igualito que el ¡cuñaoooooo!.

pepe montero dijo...

Felix Romeo, odia al autor de: "Donde habita el olvido", por eso yo lo amo a él, Álex.

pepe montero dijo...

Pues, sí, Child. Me conformo con cualquier callejón o incluso con un corral, siempre y cuando sea el de la morería.

pepe montero dijo...

Agradezco los tres minutos y medio que has tardado en pensar si incluirme o no en los enlaces a tu garito, amigo Vilas.
No te defraudarán mis mezclas de mercería y poesía.

Anónimo dijo...

Yo voto por tu calle. Que elijan una cercana a Baltasar Gracián, el más afectado de los escritores barrocos españoles. Como contraste, digo.
Él escribió: "Ni por huir de la afectación se ha de dar en ella afectando el no afectar".José Luís

Afectuosamente.

UB dijo...

Yo si hace falta salgo con una hucha a recaudar fondos para hacerte la calle (aunque no estoy segura de que no vaya apropiarme del botín para otros menesteres).

pepe montero dijo...

Una hucha grande, como diez tambores de Calanda, hecha "por finas varas de bambú"...

Fernando S. dijo...

querido Pepe calles pa qué?..lo mejor será que te den salud, dinero y esas prendas amorosas que no estaban el otro día y que insistentemente nos adjudicaron...abrazos desde la eterna disputa con la "remera" palabra.

12x12monopoly dijo...

Yo no te pongo una calle... pero te invito el viernes, día 11, a una charla en la Biblioteca de Aragón, sala multiusos, a las 19,30...a la tertulia de "Las Fuentes de la Mentira", donde nos ocuparemos con Quevedo.
Un abrazo
Mariano Ibeas

Cesar (Lo Pelat) dijo...

Aquí tienes un bastardo hijo de la mediocridad como tú, lo habría definido más borde pero no más exacto, hilas fino cabrón, autocritica para los que esconden a un critico bajo su piel,el insultarme previo escrito es lo que a mí siempre me ha permitido licencias que otros amantes de la cortesía absurda han encarcelado en sus maneras politicamente correctas, por ejemplo que mi deseo a los reyes magos es que me la chupe una albina sin brazos. Ha habido un error Pelao, deberías haber avisado al sensible lector de que eres un misógino de mierda antes de soltar esa burrada.
¡Soy libre, hijos de puta!
César
El Pelao
Un Saludo primito pepe.

child in time dijo...

¿Quieres una calle, primo? Pídesela al rey.

-Que te calles, Pepe.

pepe montero dijo...

ja,ja,ja. Bueno, ya me callo, así se calla cualquiera, con una ametralladora Tomson, con un cuchillo lacrimógeno, con una jabalina bífida, lanzallamas, granadas de mano, bombas fétidas y albinas sin brazos, mudo, me quedo mudo.

Eduardocomeballenas dijo...

Pepe, amigo; Tu no necesitas una calle. Tu soledad poetica necesita un gran callejón serpenteante en donde podamos pasear nuestras noches de cervezas y a donde van las parejas para amarse... un callejón oscuro que suba y que descanse la pereza para poder acariciar tus palabras ,entre la plata donde los gatos maullen tu poesía.

Un callejón Pepe.Estoy rellenando la solicitud que me ha mandado el Ministerio del Interior.. aunque me piden un certificado de penales . Les he comentado que para penas..............

Unha apreta moi grande ,meu

pepe montero dijo...

Me llegan con nitidez de sonnar esas palabras desde tu ballenero.

Falas cousas fermosas.

Anónimo dijo...

Vaya, vaya, con que una calle eh? Oye pues no suena mal eso de Calle Pepemontero, peor sonaría la mía, imagínate: Calle Montse Grao, y va y todo el mundo diciendo Grau como has hecho tú en tu manguifoto y claro y va y resulta que pones en los callejeros Grau y no te encuentran y te dicen que o existes y esas cosas. Sin embargo montero si que mola porque nadie puede confundirse con montera que en ese caso te llamarías mundo; así que yo voto porque pongan una calle a pepemonterio ¡sí señor!.

pepe montero dijo...

Corregido, Montse. Disculpas mil.

Mi lista de blogs

Snap Shots

Get Free Shots from Snap.com

paquétecuento from 11 mar 2008


Contador gratis

FEEDJIT Live Traffic Feed